Lo inmenso de las presiones atmosféricas

Desde la formación de nuestro planeta (hace 4,500,000,000 millones de años), en forma progresiva se fue formando nuestra atmósfera. Esta, actualmente es de Nitrógeno en su mayor proporción (78%), el resto es Oxigeno en casi un 21%.

Esta atmósfera es la que hace que no percibamos el espacio exterior en forma directa, no siendo así por ejemplo en la luna la cual no cuenta con una.

Nuestro planeta ejerce una fuerza gravitacional sobre los gases de nuestra atmósfera, lo que impide que estos se pierdan en el espacio exterior y, como los elementos de estos gases tienen masa, si lo sumamos a la fuerza gravitacional, nuestra atmósfera tiene peso sobre todas las superficies; incluyendo la de los seres vivos.

Como curiosidad general, investiguen cuanto pesa nuestra atmósfera en total y, no solo sobre un punto específico.

Con respecto a un punto específico, puedo adelantar que por cada centímetro cuadrado de superficie en la tierra, se recibe una presión de 1.03 Kg aproximadamente.

Aquí viene lo relevante: El adulto promedio tiene 1.7 metros cuadrados de superficie corporal,  Si estos centímetros (1700) los multiplicamos por 1.03, que es el peso de la atmosférica por cada centímetro cuadrado, el resultado es 1751 Kgs de presión sobre cada adulto.

Se han de preguntar; como es que podemos soportar mas de una tonelada de presión sobre nosotros sin colapsarnos.

Esta presión es mínima en animales pequeños como insectos, y no se diga en microbios, ya que sus áreas de superficie corporal son muy pequeñas.

En el caso del resto de animales (nosotros entre ellos), recuerde que la presión está dividida en cada una de nuestros centímetros cuadrados; y son 1.03 Kg, que de todos modos no es cualquier cosa.

La razón por lo que nos hemos adaptado, percibimos que no nos afecta y no lo percibimos como una carga inmensa, es porque la presión se divide en cada centímetro cuadrado de nuestra área corporal; nuestra composición orgánica es agua en un 60 a 65% de nuestro peso corporal y esto hace que compense ejerciendo presión interna. El resto de nuestra composición estructural en su mayor parte está destinada a separar todos los compartimentos que separan nuestros líquidos corporales.

   El agua en estado líquido, a temperatura constante, no se expande ni se comprime.

Esta es la razón por las que los buzos no tienen mucho problema para adaptarse al aumento de presión, no siendo así a la disminución de la misma, ya que los líquidos corporales son una cosa, y el comportamiento de los gases con los que ventila son otra.

Anotación: No confundir presión total en una superficie dada, con presión en un punto específico; la primicia es que la presión atmosférica a nivel del mar por cada centímetro cuadrado de nuestra superficie corporal es de 1.03 Kg.

En el próximo post, expondré la situación inversa: será sobre el caso de los astronautas. Solo que lo explicaré en libras, y ustedes harán las conversiones pertinentes.