FRACTURAS Y CAMARA HIPERBARICA

Una de las principales indicaciones de la oxigenoterapia hiperbárica ya comprobadas, son las heridas de difícil curación.

La Fractura de un hueso es una herida.

Tras la alineación e inmovilización de éstas, los vasos sanguíneos dañados forman un hematoma óseo, el cual se va transformando en tejido fibroso por células que se llaman osteoblastos, y posteriormente terminan calcificando reparando la fractura.

Lo anterior fue la manera mas sencilla de explicarlo. Aclaramos que el mecanismo es fisiológica, bioquímica y termodinámicamente mas complejo.

En algunas ocaciones, las fracturas no logran “soldar”.

Las causas y variables son múltiples.

Una de las principales variables, es que la matriz del hueso compacto no es altamante vascularizado, por lo que el retraso en las maniobras de alineación e inmovilización puede ser un factor determinante.

El tipo de fractura, como las multifragmentarias y las de tipo helicoidal (El hueso hace torsión sobre si mismo provocando las misma fractura), muchas veces hace difícil el afrontamiento y la inmovilización.

Otra variable y no menos importante es el trauma o daño vascular, ya sea en proporción macro o micro, dando origen a isquemia parcial o total sobre la fractura reparada y tejidos adyacentes, con tendencia a infecciones, retardo en el cierre de los tejidos blandos y formación de tejido óseo débil, o la ausencia de formación del mismo. Todo esto relacionado con la isquemia (falta de circulación y oxigenación)

Hay otras variables más por lo que las fracturas pueden no “soldar”, así como acompañarse de falta de cierre de la herida de suturas.

En estos casos, recomendamos ampliamente que este tipo de pacientes sean valorados con estudios para confirmar la vascularidad y oximetria titular circundante. La intervención del cirujano vascular junto con los ortopedistas pueden ofrecer mejores resultados.

En estos casos, si hay franco compromiso vascular (que casi siempre lo hay), recomendamos sesiones de oxigenoterapia hiperbárica previa a la cirugía con el fin de preparar y mejorar tejidos isquémicos, y sesiones postquirúrgicas para asegurar la oxigenación de los tejidos edematizados por la misma cirugía.

Por otro lado, recordemos que la rápida recuperación de lesiones de fracturas en clubes de futbol y otros deportes, es por el complemento de oxigenoterapia hiperbárica.