Trastornos Digestivos y Cámara Hiperbárica

La mucosa de todo el Tracto Digestivo puede inflamarse, e incluso erosionarse por causas que pueden ser muy diferentes una de otras.

Entre estas: Stress, infecciones, trastornos circulatorios, exposiciones a substancias tóxicas.....

Entre las substancias tóxicas encontramos las relacionadas con hábitos de exceso de alcohol, tabaquismo, alimentos altamente irritantes.....

La solución mas sencilla sería evitar todos los factores predisponentes mencionadas anteriormente. No obstante, algunos pacientes desarrollan procesos inflamatorios severos en la mucosa intestinal. En algunos casos llegan a erosionar, e incluso a perforar la pared del tracto digestivo.

Los Diagnósticos mas frecuentes son: la Gastritis, la duodenitis y colitis; estas al incrementar el proceso inflamatorio pueden erosionar y cambiar el diagnóstico a sus respectivas úlceras: gástrica, duodenal y colitis ulcerativa.

 

El tratamiento primario es el manejo de los factores predisponentes.

La oxigenoterapia hiperbárica es un manejo complementario que hace mucho mas rápida la recuperación.

Los efectos beneficiosos del oxígeno hiperbárico sobre las úlceras se deben a que toda lesión ulcerosa es hipóxica (con poco oxígeno), hecho que se corrige con la cámara, además estimula la cicatrización por medio de la proliferación de fibroblastos y el incremento de la síntesis de la colágena, incrementa la actividad bactericida oxígeno dependiente de los polimorfonicleares y macrófagos, además de su efecto probable sobre el crecimiento del Helicobacter pylori que es un germen microaerófilo.

 

El esquema de tratamiento hiperbárico es de quince sesiones con duración de 50 minutos en isopresión a 2 ATA.

Este manejo ha demostrado excelentes resultados, y han sido comprobados con control endoscópico.

Recomendamos a pacientes con antecedentes de diagnósticos anteriores, y con sintomatología actual, recurrir a dicho esquema.