POR QUE LA GRAN MAYORIA DE LOS MEDICOS NO INDICAN TRATAMIENTO CON CAMARA HIPERBÁRICA


Tal vez es un error de nuestra parte, insistir a nuestros pacientes, que comenten con sus médicos tratantes primarios, que están con nosotros recibiendo oxigenoterapia hiperbárica.

En principio lo hacemos, porque la evaluación del resultado terapéutico tendría menos sesgo, y la comunicación con el médico tratante primario sería importante para conocer con detalle el tratamiento de base que el paciente está llevando. Además de llevar en conjunto el lograr un mejor resultado para nuestro paciente.

Casi siempre, que el paciente lo comenta, o le pregunta a su médico, este le dice que “no cree en la cámara hiperbárica”.

La Cámara Hiperbárica no es una religión ni  un acto de fe. La medicina hiperbárica es una ciencia médica.

Imaginen a un médico diciendo, no creo en la penicilina contra el estreptococo beta hemolítico. Insisto, no es un acto de fé.

En todas las encuestas al respecto, se encuentra que menos del 10% de los médicos tienen conocimientos sólidos sobre medicina hiperbárica.

Por otro lado, hay ciertas razones para desconfiar en estos procedimientos.

En ciertos lugares hay poca, y en algunos ninguna regulación para el uso de estos artefactos. Manejados incluso por personal sin ninguna acreditación médica, técnica o profesional.

En décadas anteriores, hubo ofertas de tratamiento para curar enfermedades como cáncer, diabetes, hipertensión, sida, etc. Todo lo anterior por falta de regulación, y en algunos lugares, aún lo siguen ofreciendo en la misma forma. Todo esto desacredita el profesionalismo real de estos procedimientos.

De la misma manera que un antibiótico no cura toda las infecciones, y no existe una sola modalidad para el tratamiento del cáncer, la oxigenoterapia hiperbárica debe ser bien dirigida para el objetivo que debe tratarse.

A nuestros colegas los exhortamos para que se acerquen a nosotros, y conocer las ventajas y limitaciones de esta modalidad de tratamiento. Les adelantamos que la Cámara Hiperbárica no es la panacea para todas las enfermedades, pero bien indicado, los resultados son excelentes en la gran mayoría de los casos.

Al público en general, aunque esto aún no nos favorezca mucho, pregunten y comenten esto con sus médicos tratantes.

Si deciden esta modalidad de tratamiento. Acudan con profesionales.

Lo ideal sería el tratamiento en conjunto con los médicos tratantes primarios y nosotros, aunque en la actualidad, aún esto es muy difícil.

Recuerden.

La Medicina Hiperbárica es una ciencia médica. No un acto de Fe.

Dr. Vïctor Sánchez